Pedro Berruguete

Pedro Berruguete

Pintores

Pintor español, una de las personalidades más sobresalientes, junto con Bermejo, Huguet y Gallego de la pintura española de la segunda mitad del siglo XV. Sus comienzos artísticos, se desarrollan bajo el influjo de la pintura flamenca, uno de los componente básicos de su estilo. Algunos críticos suponen que, después de iniciarse en Castillas, estudiaría algún tiempo en Flandes o en Nápoles.

 

san pedro de verona

 

Tras esta fase inicial, trabajó en uno de los centros más brillantes de la cultura renacentista del cuatrocientos: el palacio de Urbino, adonde Federico de Montefeltro, "luz de Italia" había traido otros artístas. Según parece durante su estancia en este palacio, desde 1475 a 1477 hizo la mayor parte de los 28 retratos imaginarios de hombres ilustres de la antigüedad y del Medievo que adornan el studiolo o camarin del duque, serie que habría sido empezada por el flamenco Justo de Gante. Con igual fundamento se le atribuyen el Retrato de Federico de Montefeltro con su hijo que completa la decoración del studiolo, y otras pinturas de la misma procedencia: cuatro Alegorías de las artes liberales y El duque y su corte escuchando una conferencia.

 

anunciación

 

A su etapa italiana corresponde también el Cristo muerte sostenido por dos ángeles. En todo este grupo de pintura, Berruguete concierta de manera muy personal la técnica y la minuciosidad descriptiva propia del estilo flamenco con una monumentalidad, una construcción plástica y un sentido de la perspectiva, del espacio y de la luz, de carácter estrictamente italiano.

 

el profeta ezequiel

 

En 1483, Berruguete se hallaba de regreso en Castilla, donde ejerció un influjo capital como introductor de las novedades del renacimiento cuatrocentista. Pese a pérdidas importantes, como los frescos de la catedral de Toledo, su producción conservada es extensa. Una parte muy considerable de su actividad la dedicó a Ávila, donde pintó por lo menos cuatro retablo, el mayor de la catedral y tres para el convento de Santo Tomás. 

 

la prueba de fuego

 

Este grupo de retablos acredita el talento con que supo acomodar las lecciones aprendidas en Italia al gusto tradicional castellano por los fondos de oro y la suntuosidad decorativas; en ellos brillas asimismo sus excepcionales dotes narrativas y la concentración expresiva que llegó a alcanzar en ciertas escenas religiosas ( el San Pedro Mártir en oración anuncia ya la sobriedad mística de Zurbarán)

 

la virgen de los reyes catolicos

 

Mención especial merecen también los dos retablos que se conservan en Paredes de Nava, en cuya serie de Evangelistas se manifiesta el vigor "prevelazqueño" de Berruguete como retratista: La degollación del Bautista de Santa María del Campo (Burgos) y La Anunciación de la Cartuja de Miraflores, dos de sus pinturas más logradas como estudios espaciales y lumínicos del interior, el díptico de la catedral de Palencia.

Puntuar:
0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4 4.5 5
Nota actual:
0
  • Imprimir
  • Me gusta
  • Ver enlace
  • Puntuación
Compartir
Anuncio
Redes Sociales
Tags

Más articulos relacionados Te recomendamos

Últimos comentarios

Arte, Obras y BiografíasCategorías

Historia del ArteDetacado

ArteHistoriaArtistasDocumentales
Contacto Aviso legal Publicidad